NOSOTROS

QUÉ ES AFTERLIFE

Afterlife Esports Gamer Bar es el primer bar temático y dedicado a los esports en el centro de Barcelona. Es un espacio único donde podrás cenar y tomarte una cerveza o un combinado mientras disfrutas de las retransmisiones en directo de los esports más populares.

El bar abrió sus puertas el 26 de Septiembre de 2015, pero es un proyecto de más de 3 años de estudio, esfuerzo e inversión para convertirlo en una realidad. La comunidad gamer se ha volcado con nosotros y nos ha permitido convertirnos en un lugar de referencia: los jugadores vienen a ver los partidos, conocer gente nueva y pasarlo bien en un ambiente familiar y cómodo, además de participar en los eventos que tienen lugar en el bar.

Desde Afterlife queremos ser el espacio físico del mundo virtual de los videojuegos, tanto en Barcelona como en el resto de España. Con un público objetivo muy segmentado, es un espacio privilegiado para promocionar eventos, torneos, lanzamientos y novedades dentro del mundo gamer.

La naturalidad con la que todos los trabajadores nos movemos en la cultura “gamer” nos permite ofrecer un servicio personalizado que se adapta a las necesidades de cada comunidad. Nuestro valor añadido es la afinidad con los gamers y una alta familiaridad en el trato al cliente: el ambiente de complicidad que se consigue en una empresa creada por jugadores para jugadores.

QUÉ SON LOS ESPORTS

Los esports o deportes electrónicos son competiciones profesionales de videojuegos. Igual que el fútbol o cualquier otro deporte “tradicional”, los esports se han convertido en un espectáculo que en sus inicios sólo podían ser vistos en un ordenador retransmitidos por internet.
Pero no se trata de una novedad surgida de la nada. Los esports tienen una historia que les sustenta y comprueba que han llegado para quedarse. Las “olimpiadas intergalácticas” de Spacewar! en 1972 ya tuvieron 10,000 asistentes en Nueva York, y desde entonces el fenómeno no ha hecho más que crecer.

Los esports tuvieron una explosión de audiencia en Corea durante los 2000 gracias al juego Starcraft y una buena infraestructura de Internet. Estas limitaciones técnicas de conectividad en Europa todavía no permitían el boom que vivimos en la actualidad con juegos que van desde Counter-Strike: GO, Defense of the Ancients (Dota) y, por supuesto, League of Legends.

En el caso de España, en 2012 la comunidad de aficionados a juegos como Starcraft, Dota o League of Legends comenzaron a organizar quedadas de espectadores conocidas como Pubstomps o Barcrafts. La intención era poder ver juntos los partidos más importantes de algún campeonato oficial. En 2015, y con el auge de League of Legends, es la propia empresa de videojuegos la que se encarga de organizar quedadas de espectadores en salas de cine. Desde septiembre de 2015 el bar Afterlife se convierte en un espacio ideal para las quedadas de espectadores, con la diferencia de que se trata de un lugar permanente donde poder ver cualquier juego y cualquier partido de lunes a domingo. Ya no es necesario esperar a un partido importante para quedar con amigos y ver deportes electrónicos.

Afterlife quiere ser un espacio de encuentro para quienes ya son seguidores de videojuegos, quienes están interesados en ellos y quienes quieren iniciarse. Pero también quiere acoger a quienes están fuera del ambiente y buscan un espacio cálido y amable donde descubrir cosas nuevas.

X